Papas fritas saludables

Publicado en Ciencia
Valora este artículo
(1 Voto)

Gracias a científicos de Chile, ahora existe una opción saludable para comer papas fritas.

Parece algo imposible de creer, pero la Dra. Laura Almendares, de la Universidad de Santiago de Chile, ha logrado crear un sustituto a las clásicas papas fritas para que este bocadillo sea más saludable.

Observando los hábitos alimenticios de sus alumnos, la Dra. Almendares se percató que muchos de ellos compraban una bolsa de papas fritas como acompañamiento en su almuerzo. Siendo estos productos con alto contenido en grasas, y con los altos índices de obesidad que se reportan actualmente, decidió que en lugar de tratar de eliminarlas de la dieta (o poner las nada exitosas advertencias en el empaque sobre los riesgos a la salud), debería crear un sustituto más saludable.

La investigación comenzada en el año 2015 ya ha rendido sus primeros frutos, pues esta semana se ha realizado la primera degustación del producto que pretende reproducir el sabor, olor, color y textura de las papas fritas con resultados positivos.

 

El secreto detrás de esta maravilla se encuentra en combinar tubérculos con semillas, particularmente la papa (que le da el sabor que todos conocemos y disfrutamos) y el arroz (que lo hace más saludable por su poca absorción de aceite).

El compuesto tiene varias características que lo hacen mejor comparado con las papas fritas tradicionales: absorbe 3 veces menos aceite que éstas, por lo cual se disminuye el número de calorías por porción. Además, las nuevas papas fritas saludables tienen una mínima cantidad de acrilamida, presente de manera natural en las papas tras freírlas, compuesto que algunos estudios han relacionado (en grandes cantidades) con ciertas enfermedades como el cáncer.

Además, presenta una oportunidad económica, pues las papas se fabrican con descartes de papa clasificados y descarte de arroz de alta calidad (no son desechos, son subproductos), por lo cual estas papas saludables son más baratas de producir.

La investigación aún se encuentra en sus últimas etapas de desarrollo, pero se espera que esta alternativa saludable pronto se encuentre en los anaqueles de las tiendas chilenas y, posteriormente, del resto del mundo.

También te puede interesar:

Un verdadero panqué “light”