Descubren nueva especie de planta no fotosintética

Publicado en Ciencia
Valora este artículo
(1 Voto)

La planta no fotosintética Sciaphila sugimotoi fue descubierta en la isla de Ishigaki, Japón; se trata de un parásito de hongos.

De niños nos enseñan que las plantas pueden crear su propio alimento mediante un proceso llamado fotosíntesis, sin embargo, cada regla tiene su excepción, y ahora sabemos que existen algunas plantas que no pueden realizar este proceso, por lo cual se les conoce como micoheterotróficas.

Si recordamos bien nuestras clases de biología, los heterótrofos con los organismos que obtienen sus nutrientes de materia orgánica proveniente de otros organismos. Por otro lado, el prefijo mico significa hongo. Por lo tanto, estas plantas que no producen su propio alimento se alimentan de las raíces de hongos, convirtiéndose en parásitos de estos.

Debido a sus raras propiedades, este tipo de plantas solo son visibles cuando están en flor o dando frutos. Además, solo es posible encontrarlas en ecosistemas boscosos con recursos de sobra y un rico hábitat en el subsuelo.

Aun así, es un hallazgo sorprendente, puesto que en la región donde se realizó el descubrimiento (la isla de Ishigaki, en Okinawa, Japón) se ha documentado a detalle toda la flora hasta ahora localizada.

 

Hallada el pasado mes de octubre, ha sido investigada a fondo por un equipo de la Escuela de Postgrado de Ciencias de la Universidad de Kobe, dirigido por el profesor Suetsugu Kenji. Después de meses de análisis, determinaron que efectivamente era una nueva especie, muy parecida a la planta Sciaphila nana, otra planta micoheterotófica de la región.

Con flores violetas de 2mm de diámetro y tallos que sobresalen entre 5 y 10 cm del suelo, Sciaphila sugimotoi obtuvo su nombre gracias a la graduada en la Escuela de Ciencias Bioambientales de la Universidad de Kyushu, Sugimoto Takaomi, quien desempeñó un papel importante en la identificación de la especie.

El hallazgo dado a conocer este pasado 25 de julio en la revista Phytotaxa es una muestra más de las incontables maravillas de la naturaleza que aún nos quedan por descubrir.