Publicado en Fe
Valora este artículo
(1 Voto)

Nada pudo detener a este Papa de seguir predicando la palabra de Dios...

El Señor te ha puesto en este camino para que te pongas en marcha y «des fruto abundante» (Jn 15,16) (Card. Van Thuan).

El secreto de ese camino es triple:

  • Partir: «Negarse a sí mismo»
  • Cumplir con tu deber: «Tomar la cruz cada día».
  • Perseverar: seguir al Maestro (Lc 9,23) (Card. Van Thuan).

No cedas en nada a la carne. No cedas en nada a la pereza. No cedas en nada al egoísmo. Y no llames negro a lo que es blanco, ni malo a lo que es bueno, ni deshonesto a lo que es honesto (Card. Van Thuan).

El Papa San Clemente I fue famoso por su santidad y por sus muchos escritos, en especial por una carta a los cristianos de Corinto. Convirtió al cristianismo a tantos paganos, que el emperador Trajano, para castigarlo, lo desterró al Quersoneso donde vivían ya como proscritos dos mil cristianos. Y allí, lo mismo que en Roma, prosiguió su actividad con el ejemplo de su valor y de sus virtudes. Y Trajano tuvo que poner fin al asunto haciendo que le ataran al cuello una pesada cadena y lo arrojaran al mar.

Cardenal Van Thuan

Siervo del Señor, Francisco Xavier Nguyen Van Thuan fue arzobispo coadjuntor de Saigón, fue arrestado por el régimen comunsta y pasó 13 años en la cárcel, 9 de ellos en aislamiento. En prisión escribió Mil y pasos en el camino de la esperanza. En 1991 fue liberado, Juan Pablo II le nombró, en 1994, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz. Fundó Mater Unitatis. Falleció el 16 de septiembre de 2002 en Roma. Actualmente, se sigue un proceso para su canonización
Más en esta categoría: ¿Estás listo? »